17 Sui / El Seguimiento Hexagrama 17

Visitas: 153

17 Sui / El Seguimiento

 

arriba Tui, Lo Sereno, el lago

abajo Chen, Lo Suscitativo, el trueno

 

Este hexagrama nos habla de aceptar las condiciones que estamos atravesando. Insistir en algo que todavía no es el tiempo es perder tiempo y energía. El Seguimiento nos pide serenidad, apertura y consciencia a lo que se presenta.

Si adentro está El Trueno y afuera El Lago 38.- Hexagrama 38 K'uei El Antagonismo. Algo me moviliza internamente y la riqueza se encuentra en poder comunicarme con lo que es diferente a lo que esperaba.

Lo fuerte (señalado por el Trueno) se coloca por debajo de lo débil (Lago) y lo sigue.

Es cierto que quien conduce por lo general es quien toma la delantera, pero en este caso lo fuerte se coloca por debajo de lo débil y se adapta a la índole de lo conducido. Es una manera de acercarse accediendo al ánimo del otro. Es por eso que los verdaderos maestros son simples y saben adaptarse a la índole de sus seguidores.

Eso habla de la seguridad y convicción de quien está al frente de algo, ya sea una clase, un paciente, una organización política o un grupo de trabajo.

Y aquí hay algo que me parece importante y es que también necesitamos abrirnos a lo que es o piensa diferente, porque ahí aparece lo nuevo, lo diferente y creativo que nos permite evolucionar. De lo contrario nos quedamos dando vuelta siempre en el mismo punto.

Todo esto sin perder de vista al otro y como decíamos al inicio, adaptarnos a lo que está sucediendo. Ya sea para conducirlo o para seguirlo.

Hay una frase dice:

 

[pullquote]

“¿Maestro cuál es el secreto de la serenidad?

Cooperar incondicionalmente con lo inevitable”

[/pullquote]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No poner resistencia. De esa manera puedo salir de la queja, que implica resistencia a lo que está sucediendo, a lo que viene de afuera y no puedo cambiar.

SIGNOS NUCLEARES

Si observamos sus signos nucleares vemos que adentro se encuentran El Viento y la Montaña. Mostrándonos la necesidad de ser dúctiles, de seguir y asentir a lo que la vida me trae es uno de los caminos de La Evolución H53.

LAS LINEAS

Las líneas me mostraran si me encuentro alineado o no con lo que la vida me va proponiendo. Si sigo a algo o alguien o soy seguido. El seguir o adherir al varoncito o al hombre fuerte de la segunda y tercera línea nos muestran que no podemos estar bien con Dios y con el diablo. Somos maduros o somos infantiles.

La cuarta línea me invita a reflexionar sobre ¿Qué medios utilizo para llegar a mi objetivo? ¿Cuál es el motivo por el que sigo a otros o me siguen? Es por convicción o conveniencia. Si soy libre y no me dejo arrastrar por el ego creyéndome el logro obtenido, eso me daría claridad, para poder distinguir si las personas que me rodean son buena o mala gente. De lo contrario quedo preso de ese supuesto logro. Esta línea que por un lado represente el tope de La Montaña, como nuclear inferior, me propone un alto en el camino invitándome a una reflexión. Pero también es la línea central de El Viento, por eso duda y se pregunta como sigo. El viento me permite, comprender, reflexionar y si es necesario dar un giro.

En la sexta línea el camino de aprendizaje que realice con el maestro y las enseñanzas que me dejó, hacen que lo traiga permanentemente aun cuando no esté físicamente. Esto genera un enlace de índole eterna. 

Aquí vemos claramente como El Seguimiento es parte del camino de La Evolución hex 53. Uno trasciende en el otro, se baja del ego y quien es seguido se torna generoso.

La evolución es seguir el camino donde dialogo con el hombre superior que siempre nos acompaña, como la estrella orientadora de la quinta línea.

Hasta la próxima.

Laura Paradiso


Tu donación, por pequeña que sea, surge de la gratitud y es una bella forma de equilibrar el dar y el recibir.  Si disfrutaste de este artículo o te ayudo a esclarecer algún tema, gracias por tu reconocimiento. Tu elijes el monto.

Argentina  a través de MERCADOPAGO          

    Otros Países a través de PAYPAL


en la versión de Richard Wilhelm podemos leer:

Sui / El Seguimiento

arriba Tui, Lo Sereno, el lago

abajo Chen, Lo Suscitativo, el trueno

 

Arriba se encuentra Lo Sereno cuya característica es la alegría y abajo esta Lo Suscitativo, lo excitante cuya característica es el movimiento. Alegría durante el movimiento conduce al Seguimiento. Lo Sereno es la hija menor, Lo Suscitativo el hijo mayor. Un hombre ya mayor se coloca por debajo de una muchacha joven y tiene consideración para con ella. De este modo la mueve al seguimiento, a la sucesión.


EL DICTAMEN

El Seguimiento tiene elevado éxito.
Es propicia la perseverancia. No hay defecto.

A fin de obtener seguimiento, hace falta en primer lugar que uno sepa adaptarse. Únicamente mediante el servicio llega uno a dominar; pues únicamente así se logra el consentimiento alegre y sereno de los de abajo, indispensable para el seguimiento. Allí donde se pretende obtener seguimiento a la fuerza, mediante a astucia o la violencia, mediante la conspiración o el partidismo, se suscitara siempre resistencia, que impedirá un seguimiento solicito y voluntario.
Sin embargo, un movimiento alegre también puede conducir a malas consecuencias. Por eso añade como condición: “Es propicia la perseverancia”, vale decir, ser consecuente en lo recto y “sin falla”. Del mismo modo que uno debe requerir seguimiento solo bajo esta condición, también es lícito que siga a otros bajo la misma condición para no sufrir daño.
La idea del seguimiento, condicionado por la adaptación a lo que exige el tiempo, es grande e importante y por lo tanto también el texto del Dictamen añadido es tan favorable.


LA IMAGEN

En medio del Lago está el trueno: la imagen del Seguimiento.
Así el noble a la hora del atardecer
se recoge para su recreo y descanso.

En el otoño la electricidad vuelve a retirase hacia el interior de la tierra y descansa. Sirve aquí como símbolo el trueno en medio del lago; no el trueno en movimiento, sino el trueno del descanso invernal. El Seguimiento se deduce de este símbolo en el sentido de la adaptación a las exigencias del tiempo, de la época. El trueno en medio del lago indica tiempos de oscuridad y reposo. Así el noble, luego de un día de infatigable actividad, se permite en horas de la noche el recreo y el reposo. Cualquier situación se torna buena únicamente cuando uno sabe adaptarse a ella y no malgasta sus fuerzas en falsas resistencias.


LAS DIFERENTES LINEAS

Al comienzo un nueve significa:
Lo decisivo se modifica. La perseverancia trae ventura.
Salir de la puerta para el trato engendra obras.

Hay estados de excepción, durante los cuales la relación entre conductor y conducido se modifica. La idea de la adaptación y del seguimiento implica que, si uno quiere conducir a otros, ha de ser siempre accesible e influenciable por las opiniones de los subordinados. Solo que es necesario conservar al respecto principios firmes, para no entrar en vacilación cuando tan solo se trata de opiniones efímeras, validas para el día que corre. Dispuesto a escuchar las opiniones de otros, uno no ha de juntarse siempre únicamente con personas de ideas idénticas con sus partidarios; antes bien deberá salir de su recinto y entablar desprejuiciadamente relaciones con gente de toda índole, ya sean amigos o enemigos. Únicamente así se podrá llevar a cabo alguna obra.


Seis en el segundo puesto significa:
Si uno adhiere al varoncito,
perderá al hombre fuerte.

En lo tocante al a amistad y los vínculos estrechos hay que observar una cautelosa elección. Se rodea uno o bien de mala compañía. No se puede tener a ambas a un tiempo. Si uno se malgasta a sí mismo en el trato con gente indigna, perderá la conexión con gente espiritualmente valiosa, capaz de estimularlo en le buen sentido.


Seis en el tercer puesto significa:
Si uno adhiere al hombre fuerte, pierde al varoncito.
Mediante el seguimiento encuentra uno lo que busca.
Es propicio permanecer perseverante.

Si uno ha encontrado la conexión debida con gente valiosa, es natural que, como consecuencia, experimente ciertas perdidas. Es necesario separarse de lo inferior, de lo superficial. Sin embargo, uno se sentirá satisfecho e su fuero intimo al haber hallado aquello que busca y necesita para fomentar la evolución de su personalidad. Lo único que hace falta es permanecer firme. Uno debe saber lo que quiere y no dejarse confundir y extraviar por inclinaciones de momento.


Nueve en el cuarto puesto significa:
El Seguimiento crea éxito. La perseverancia acarrea desventura.
Recorrer el camino con veracidad
aporta claridad.
¿Cómo podría haber en ello una falla?

A menudo, ejerciendo una cierta influencia, logro uno obtener seguidores, expresándose con afabilidad hacia los de abajo. Los hombres que en tal caso se le adhieren no abrigan, sin embargo, intenciones honestas. Procuran su ventaja personal y tratan de hacerse imprescindibles recurriendo a la adulación y al servilismo Si se acostumbra uno a semejantes partidarios, al punto de ya no poder pasarse sin ellos, atraerá sobré sí la desventura. Tan solo un hombre enteramente libre de su propio ego, que con toda convicción, persiga únicamente lo recto, lo correcto, adquirirá la necesaria visión clara para desenmascarar s tales personas, y así se librara de cometer faltas.


Nueve en el quinto puesto significa:
Verdaderamente en el bien. ¡Ventura!

Todo hombre debe tener algo a la cual seguir, algo que le sirva de estrella orientadora. Quien con convicción va en pos de lo bello y lo bueno, podrá sentirse fortalecido por esta sentencia.


Al tope un seis significa:
El halla firme adhesión,
y por añadidura se siente comprometido.
El rey lo presenta a la Montaña Occidental.

Se trata de un hombre que personalmente ya ha dejado s sus espaldas los afanes del mundo, en elevado sabio. Pero aparece un seguidor que lo comprende y no lo suelta, no se desprende de el. Así regresa una vez más al mundo y ayuda a este en su ejecución de su obra.
De este modo surge entre ellos un enlace de índole eterna. La parábola procede de la dinastía Chou. Esta dinastía honoraba a sus ayudantes meritorios otorgándoles un sitio en el templo de los ancestros de la familia gobernante, en la Montaña Occidental. De tal modo eran acogidos en el ámbito el destino de la casa reinante.

 

 

(Visited 37 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *