Hexagrama 44 Ir al encuentro La complacencia

Visitas: 58

Hexagrama 44 Ir al encuentro La complacencia

Hexagrama 44 Ir al encuentro La complacencia

Hexagrama 44 Ir al encuentro La complacencia

 

Hexagrama 44 Ir al encuentro La complacencia.

 

Hexagrama 44 - Ir al encuentro. La complacencia

Hexagrama 44 – Ir al encuentro. La complacencia

arriba Ch’ien, Lo Creativo, el Cielo
abajo Sun, Lo Suave, el viento

Este hexagrama nos cuenta como la debilidad toma el poder. La línea ying, de ahí la imagen de la muchacha, toma la delantera y se arroga el inicio. Esto puede ser visto como una debilidad o capricho.

El trigrama del Viento penetra, ejerce influencia, nos va convenciendo de algo. El viento, que es suave nos implanta una idea. Y esa idea hace que todo se modifique, desde un lugar aparentemente imperceptible. Una debilidad qué puede ser una relación, el cigarrillo, la debilidad al trabajo o al chocolate.

Cualquier tipo de adicción podemos verla representada aquí, como si dijéramos -bueno, ¿uno que me va a hacer?, no pasa nada! -. Y de esta manera suavemente se coló.

Esa Línea Ying, aparentemente inofensiva, arrastra a todas las Yan, por eso es poderosa. Como decíamos, se está arrogando un poder que no le corresponde. Pero también es cierto que los fuertes creen que puede con esa debilidad, y en su malentendido le otorgan poder, porque la consideran inofensiva. A esa debilidad, el I Ching llama “los vulgares”.

Si lo vemos desde otra óptica, también podríamos decir que esta línea débil puede transmitir el propio miedo a los otros, entonces digo -No vayas que te podes caer o puede llover etc etc – o -Tene cuidado con tal o cual cosa- y una cosa es advertir sobre posibles peligros y otra muy distinta es transmitir el propio temor y miedo a los fuertes. Entonces podríamos decir que el vulgar arrastra a los nobles con cosas de la tierra. Con la seducción de la tierra, con la sensualidad y el disfrute de la tierra.  A esta altura ya sabemos que tanto el vulgar como los nobles, forman parte de nuestra personalidad.   

Pero este hexagrama también tiene otra significación qué es cuando los dos principios predestinados van mutuamente a su encuentro. Donde los dos se acercan mutuamente por eso habla del encuentro del Cielo y la Tierra.

Si tenemos en cuenta que en la imagen señala cómo el noble actuaría en esta situación, nos invita a expresar la ley del Cielo a través de sus órdenes. Esto es muy diferente a ser arrastrado y manipulado. Aquí se ve la luz o la mirada posibilitadora del hexagrama, diferenciándola de la situación descripta en el dictamen, donde en primera instancia nos muestra la debilidad al mando. Si las intenciones son de la Tierra desconectada del Cielo es una cosa. Otra muy distinta es el acercamiento de La Tierra conectada con el Cielo, ya que ahí, es donde el viento puede bajar la información de este.

La muchacha poderosa no tiene sexo, como dijimos al comienzo, es mi propia debilidad, quizá un capricho. Sin duda este hexagrama nos invita a reflexionar… Si observamos que su subtitulo es “la complacencia” un camino es preguntarnos a qué o quién estoy complaciendo y a que costo.


LAS LINEAS

La primera línea, representa la debilidad capricho o adicción, que toma la iniciativa. Entonces si le doy lugar para crecer, porque la considero inofensiva, cuando toma el mando, nos gobierna y desconecta del cielo. Esto puede ser un limite no puesto a tiempo, una enfermedad o adicción no tomada a tiempo.

La segunda línea, requiere de supervisión y observación como un niño. Necesitamos estar atentos para que no caer en malos hábitos malas compañías etc. La situación es poderosa, por eso necesito prestarle atención.   

La tercera línea nos muestra que no tenemos el dominio de la situación, seguramente esto nos lleve a mantenernos inestables e indecisos. El movimiento de esta línea nos lleva al hex 6 El Conflicto.  

La cuarta línea nos advierte sobre la soberbia, porque uno cree que el otro es débil y no puede aportar nada. Si podemos reconocer que no puedo todo, en ese reconocimiento está mi fortaleza. Como si esta línea dijera -bueno ya estoy en el trigrama superior no necesito nada- cuando en realidad si va a necesitar a los otros.  

La clave radica en valorar el servicio que se nos brinda. Valorar al cadete que nos acercó un encargo, al empleado que nos facilitó un trámite. Si nuestra actitud no es la correcta, lo menospreciamos, o no reconocemos su labor, cuando lo necesitemos no va a estar disponible y eso nos va a generar problemas o retrasos.

La quinta línea a diferencia de la anterior nos habla de la madurez del que está a cargo. Hay un buen vínculo, hay un mutuo ir al encuentro y esto hace que los demás den lo mejor de si. De hecho, si esta línea muta nos conduce al Hex 50 El Caldero

La sexta línea nos habla de humillación dado que pudiendo estar participando activamente en una situación y, teniendo el talento y una posición elevada se retira. El encuentro es forzado porque es usando los cuernos.

Lo Creativo que se encuentra no solo en el trigrama superior, sino también en los nucleares nos recuerda cuanta fuerza y poder tenemos si soy consciente de eso. Pero también es cierto que toda esa potencia creativa implica, como decíamos recién, conciencia y responsabilidad. Es una potencia superlativa, que cuando entra en contacto con lo terreno, es muy probable aparezca lo fragmentado, la debilidad de lo humano.

Hasta La Próxima

Laura Paradiso

en la versión de Richard Wilhelm vemos

Hexagrama 44 Ir al encuentro. La complacencia

44-Ir al Encuentro. La Complacenciaarriba Ch’ien, Lo Creativo, el Cielo

abajo Sun, Lo Suave, el viento

El signo alude a una situación en la cual el principio oscuro vuelve a introducirse subrepticia e inesperadamente, luego de haber sido desalojado. Lo femenino va por sí mismo al encuentro de los varones. Es esta una situación peligrosa y nada favorable, debido a sus posibles consecuencias y es cuestión de reconocerla a tiempo para ponerle freno.

Este signo se adjudica al quinto mes (junio-julio), puesto que con el solsticio de verano el principio oscuro comienza paulatinamente a ascender de nuevo.

EL DICTAMEN

El Ir al Encuentro. La muchacha es poderosa.
No debe uno casarse con semejante muchacha.

El ascenso de lo vulgar queda bosquejado como imagen de una descarada muchacha que se entrega con ligereza, arrebatando de este modo para sí el dominio de la situación. Esto no sería posible si lo fuerte y luminoso no la complaciese a su vez yendo a su encuentro. Lo vulgar ofrece una apariencia tan inocente y es tan adulador que suele causar alegría. Su aspecto es tan pequeño y débil que uno cree que puede gastarle bromas sin preocuparse.
Así el hombre vulgar se encumbra únicamente porque el noble lo considera inofensivo y le otorga poder. Si se lo enfrentara desde un primer comienzo, no podría llegar a tener influencia jamás.
Sin embargo, el tiempo de la complacencia, del ir al encuentro, tiene también otra faz que merece atención. Si bien la complacencia de lo débil frente a lo fuerte no debe constituir una norma, hay no obstante épocas o momentos en los cuales cobra una gran significación. Cuando el Cielo y la Tierra se complacen mutuamente y van mutuamente a su encuentro, todas las criaturas entran en un período de prosperidad. Cuando salen a su mutuo encuentro el príncipe y su ayudante, el mundo entra en orden. Así un recíproco acudir al encuentro entre los principios predestinados el uno para el otro y dependientes el uno del otro, es necesario. Sólo que debe permanecer libre de segundas intenciones impuras, pues si no engendrará el mal.

LA IMAGEN

Bajo el Cielo se encuentra el viento:
la imagen del Ir al Encuentro.
Así procede el príncipe al difundir sus órdenes
proclamándolas hacia los cuatro puntos cardinales.

La situación es parecida a la del signo “Vista” (Nº 20). Allí el viento sopla por sobre la tierra, aquí sopla por debajo del cielo. En ambas ocasiones llega a todas partes. Mas si allí el viento se hallaba abajo, sobre la tierra, daba como resultado la imagen de cómo el gobernante se entera de las condiciones reinantes. Aquí el viento sopla desde lo alto, lo cual alude al influjo que ejerce el gobernante por medio de sus órdenes. El Cielo se mantiene lejos de las cosas terrenales, pero las moviliza mediante el Viento. El gobernante se mantiene lejos del pueblo, pero lo moviliza mediante sus órdenes y las manifestaciones de su voluntad.

LAS DIFERENTES LINEAS

Al comienzo un seis significa:
Hay que frenarlo con galga de bronce.
La perseverancia trae ventura.
Si uno lo deja seguir su curso, sufrirá desventura.
También un cerdo flaco tiene propensión
a embravecerse y hacer estragos.

Cuando subrepticiamente se ha entrometido un elemento inferior, es necesario ponerle freno de inmediato y con energía. Al lograr frenarlo de una manera consecuente podrán evitarse efectos malignos. Si se le deja curso libre sobrevendrá ciertamente la desgracia. No debe uno dejarse seducir, y tomar a la ligera aquello que furtivamente se va introduciendo, por considerarlo de poca monta. Mientras un cerdo es todavía joven y flaco no podrá alborotar gran cosa, pero una vez que haya devorado lo suficiente como para saciarse y fortalecerse, cobrará vigencia su verdadera naturaleza, si con anterioridad no se le han impuesto las debidas restricciones.

Nueve en el segundo puesto significa:
En el recipiente hay un pez. ¡Ningún defecto!
No es propicio ara huéspedes.

Al elemento bajo no se le aplica violencia, sino que se lo mantiene bajo una mansa vigilancia. En tal caso nada malo debe temerse. Pero es preciso cuidar que no vaya a juntarse con personas extrañas, ya que -una vez suelto y dejado en libertad- desplegaría con desenfreno sus malas inclinaciones.

Nueve en el tercer puesto significa:
En los muslos no hay piel
y resulta difícil el caminar.
Si se tiene siempre presente el peligro
no se cometerá una falta grande.

Uno se siente interiormente tentado a trabar relaciones con el elemento maligno que abiertamente se le brinda. Es esta una situación muy peligrosa. Por fortuna, las circunstancias constituyen un impedimento: bien quisiera uno… pero no puede. Esto da por resultado una dolorosa indecisión cuando es necesario actuar. Pero si se comprende claramente lo peligroso de la situación, por lo menos se evitará cometer faltas mayores.

Nueve en el cuarto puesto significa:
En el recipiente no hay ningún pez.
De ello surge desventura.

A la gente pequeña hay que tolerarla, a fin de que siga siendo benévola con uno. Así también se la podrá utilizar cuando en algún momento se necesite de ella. Cuando uno se aparta y no va a su encuentro, esa gente se aleja y no estará a disposición si alguna vez se la necesita; en tal caso uno deberá atribuirse la consecuencia a sí mismo.

Nueve en el quinto puesto significa:
Un melón cubierto de hojas de sauce:
líneas ocultas.
Entonces la cosa le llega a uno como caída del cielo.

El melón es símbolo del principio oscuro. Es dulce, pero se pudre fácilmente, debido a lo cual se lo cubre con hojas de sauce para protegerlo. La situación es tal que un hombre fuerte, elevado, afirmado en sí mismo, protege con tolerancia a los inferiores que son sus subalternos. Él posee dentro de sí las líneas firmes del orden y la belleza. Pero no hace ostentación de ellas. Prefiere no causar molestias a los otros con apariencias externas e ingratas amonestaciones, los deja en plena libertad, confiando firmemente en el poder de transformación interior que mora en una personalidad fuerte y pura. Y ¡he aquí que el destino se muestra favorable! Los inferiores responden a este influjo y caen en sus manos como frutos maduros.

Al tope un nueve significa:
Va al encuentro usando los cuernos.
Humillación. No hay tacha.

Si uno se ha retirado del mundo, el torbellino mundanal suele hacérsele insoportable. Hay a menudo gente que, con noble orgullo, se mantiene apartada de todo lo vulgar, rechazándolo con brusquedad dondequiera le salga al encuentro. A tales hombres se los tilda de orgullosos e inaccesibles, mas dado que ya no se hallan atados al mundo por deberes de acción, esto no tiene mayor gravedad. Ellos saben sobrellevar con entereza la animadversión de la muchedumbre.


El Pozo de Agua


Solicita tu entrevista

Curso de I Ching

Curso I Ching modalidad a Distancia

WhatsApp (+54911) 57182899 

E-mail: ichingelpozodeagua@gmail.com

Hexagrama 44 Ir al encuentro. La complacencia



Sitios amigos

(Visited 90 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *